ver +

info para pacientes

DETERIORO COGNITIVO E HIPERTENSION ARTERIAL

Dra Soledad Rodriguez

“Lo tengo en la punta de la lengua…”. Olvidos y más olvidos. Pueden ser pequeños o grandes; seguidos o esporádicos.

Existen olvidos que son normales y surgen por cansancio, distracción o apuro y son detalles menores hechos aislados.
Hay otro tipo de olvidos que revisten mayor importancia y pueden ser señales del inicio de una enfermedad que se llama deterioro cognitivo.
Estos olvidos en general son de hechos más completos, actividades enteras por ejemplo no recordar que hicimos la semana pasada o con quien fuimos a un evento o dejar fuego encendido.

 

 

 

 

 

 

 

Causas de olvidos:

 Circunstanciales, sin importancia
 Falta de concentración, por estrés
 Anemia
 Enfermedades tiroideas
 Enfermedades Neurológicas: Parkinson, Alzheimer
 Enfermedad cerebro vascular

 

Olvidos e hipertensión arterial: ¿se relacionan?

La hipertensión arterial no controlada favorece el daño de las arterias de todo el organismo incluyendo las del cerebro.
El cerebro es uno de los órganos sensibles a los efectos de la hipertensión llamados: daño de órgano blanco.
La hipertensión daña la estructura de los vasos cerebrales en la sustancia blanca, ubicada por debajo de la corteza cerebral. Esta sutancia es un conglomerado de fibras nerviosas que unen diversas estructuras del cerebro. El flujo de sangre alterado y la disminución en la xigenación lesiona la mielina que recubre las fibras nerviosas, lo que interrumpe los circuitos y desconecta los lóbulos frontales. Así, se afectan las funciones ejecutivas, que dependen de la integridad de estos circuitos, y eso compromete los procesos mentales complejos como la resolución de problemas y la toma de decisiones.
Prevenir y tratar en forma agresiva la hipertensión y los factores de riesgo (el colesterol, la diabetes y la obesidad), que dañan las estructuras vasculares, retrasa la progresión del deterioro cognitivo en quienes tienen predisposición a desarrollarlo. Si cuidamos la salud general, estaremos previniendo la aparición precoz de las demencias.

¿Que podemos hacer para preservar nuestro cerebro y sus funciones?

Alimentación saludable:

Frutas y verduras en estado natural (no cocidas)

Frutos secos

Fuentes de vitamina B12 y ácido fólico (neuroprotectores)

Ejercicio Físico:

Recreativo, al aire libre, regular

Caminatas, natación, baile, deportes

Ejercicios para preservar la memoria:

Algunas actividades recomendadas que ayudan:

Mirar una película y explicar la trama, con sumo detalle, a alguien que no la haya visto.

Hacer cuentas mentalmente y luego compararlas con el resultado del ticket.

Lavarse los dientes con la mano no dominante.

Al atender el teléfono, tratar de reconocer al que llama antes de que se identifique.

Todos los días, dedicar unos minutos a hacer juegos de ingenio, como sopas de letras, sudokus, crucigramas.

Control estricto de la hipertensión, dislipemia, obesidad, diabetes:

Si usted padece de alguna de estas enfermedades debe acudir a los controles médicos en forma rigurosa.