ver +

info para pacientes

Presión arterial en ancianos.

En los pacientes ANCIANOS la presión arterial elevada debe bajarse, pero de forma lenta para evitar la disminución de irrigación cerebral.En pacientes muy añosos (mayores de 80 años) el descenso de la presión debe ser también progresivo, pero las presiones que hay que lograr son entre 140-80 y 150-80, o sea no debe bajarse excesivamente la presión en ellos.

En los ancianos, hay que prestarle más atención a la HTA sistólica (la máxima), que es la que conlleva a más riesgo de daño cerebral (Accidente cerebrovascular etc). También en este grupo de pacientes, puede producirse un fenómeno de PSEUDOHIPERTENSIÓN (falsa hipertensión) por la rigidez arterial producida por el paso de los años.Esto lo detecta el médico con una simple maniobra (Osler).